Marcos Ana y mi cuaderno rojo.

07/02/2014

Marcos_Dedica_02Valga esta dedicatoria en mi libreta a todos mis compañeros yay@flautas, ya que sin ellos quizás el destino no me hubiera llevado a conocer al anciano poeta.

“… mi casa no tendrá llaves:

siempre abierta, como el mar,

el sol y el aire.”

Un hombre que literalmente te abre la puerta y te recibe con dos besos, que te ofrece su sofá, sus recuerdos y su charla; te pregunta, te habla y escucha. Donde no hay un no por respuesta y eso que: “yo no asimilo bien los homenajes”, aunque explica que éstos son para todos sus compañeros que sufrieron la persecución franquista o fueron asesinados en un paredón por defender una joven República.

Después de veintitrés años de cárcel, tres sentencias a muerte, torturas y sufrimiento. “No guardo resentimiento”, escribe. También nos preguntó a todos en su encierro cómo era un árbol.

“… contadme el canto de un río

cuando se cubre de pájaros,

habladme del mar,”

Te recita mirándote a los ojos y de su pupila parece que fluyen sus palabras en tu conciencia como un torrente de letras ordenadas que son: ”capaces de transmitir directamente una valor que apela al sentimiento”.

Habla de las personas, “lo importante es mantener la juventud de tus ideas. Ese es el arte.” De las mujeres que, “siguen estando desprotegidas, que cobran menos que los hombres, pero son fuertes y seguirán pelando.” Opina de sí mismo, “la vida dura pero noble de un revolucionario”, de sus ideas, “hay una diferencia entre ser comunista y el comunismo”; y lo hace con una autocrítica que le ennoblece, “el socialismo debería estar por encima de los líderes que lo desnaturalizan.” Sus palabras se hacen sabias cuando lees que, “es necesario lograr una unidad más profunda entre todas las fuerzas de izquierda: anarquistas, socialistas, progresistas y siempre teniendo presente a la juventud.”

Un hombre paciente que te escribe una dedicatoria con un bolígrafo solidario, que te la lee y te conmueve, que se levanta para anotar en su agenda nuestro compromiso; que te acompaña a la puerta y se preocupa por ti, “os enciendo la luz de la escalera” y “cuidado al bajar”. Te vuelve a dar dos besos o te abraza, levanta la mano en un adiós, “salud” nos dice.

“Mi casa y mi corazón

nunca cerrados: que pasen

los pájaros, los amigos,

el sol y el aire.”

Sabina_Marcos

Anuncios

Acatar la desobediencia

25/01/2014

May_Jun_11 (46)aJ

Mis padres me enseñaron a obedecer, frases como niño estudia o cómete esas verduras sin dejar nada en el plato, llegaron a ser cotidianas. Era obligatorio no llegar tarde a casa, abrigarte si hacía frío, no fumar en los portales o respetar a nuestros mayores. Evidentemente, con el tiempo te das cuenta de que todo era para convertirte en un hombre o en una mujer de bien, dejémoslo en hacerte persona. Pongo en la conciencia de todos, si se me permite, pensar que estos preceptos fueron necesarios y nos han convertido en los que somos, tanto si nos gustara la ensalada o tuviéramos que recuperar alguna asignatura por imperativo materno o  paterno; con el tiempo he comprendido lo positivo de aquellas normas.

Ahora que peinamos canas y que nos preocupa el futuro de nuestros hijos, tenemos que cumplir lo que dicen nuestros gobernantes, esos que dictan leyes para que cumplamos, nos gusten o no, disposiciones que destrozan todo el estado de nuestro bienestar, que desprecian impunemente los Derechos Sociales, menos el suyo que está asegurado y, por supuesto el de las clases poderosas. Me niego, por tanto a obedecer preceptos que fomenten la desigualdad de los ciudadanos, leyes destinadas a privatizar la Sanidad o la Educación, que bajen el poder adquisitivo de la población, que te desahucien, que te empobrezcan o te retrasen al siglo veinte. Leyes injustas aderezadas con corruptelas varias, disfrazadas de un liberalismo con piel de cordero que esconde una auténtica dictadura, ideológica y de los mercados.

No quiero que me quiten mi libertad de expresión, no deseo que mis familiares, amigos y vecinos sufran esta lacra, proclamo por tanto la legitimidad de desobedecer y rebelarme contra los mandatos injustos, por eso creo que merece la pena luchar, así que nos vemos en la calle.Yayos_Mad


La Navidad, un cuento.

04/01/2014

Navidad_un_cuento_02_F

Pensaba que el espíritu de Scrooge, el personaje dikensiano se había dado una vuelta por Instituto en cuanto notara que en un Centro público, se había puesto un belén. Por lo que contaron los que por allí estuvieron pensé que el alma de Scrooge poseyó a uno que pasara por el vestíbulo. El caso es que el niño ya no estaba en su cuna, la mula fue cambiada por el camello de un paje de los reyes magos, un cabritillo apareció colgado de la soga del pozo, quizás se suicidara viendo que su pastorcillo estaba tirado en la orilla del río boca abajo, justo al lado de un caganet que simula a Wert con la camiseta verde de la Enseñanza Pública y algún que otro desaguisado más, igual o de menor importancia. ¿Dónde está el niño? Pregunta alguien en la Sala de Profesores, menos mal que no lo oyó ninguna madre, no sabríamos que hubiera pensado. Aunque también estaban buscando a los responsables de semejante gamberrada, lo van a pagar caro, se sabe que han dicho los miembros del equipo directivo, aunque el resto de los profesores ya les advirtieron del riesgo de esta clase de manifestaciones religiosas dentro de un centro público. Claro que al mostrar camisetas verdes corres el riesgo de ser tachado de extremista. Y ahora, aquí se preguntan dónde está el niño que nació en Belén; vaya usted a saber, piensa una profesora que ha sido sancionada por exhibir la camiseta de la Escuela Pública en un examen de nivel, de esos que tan en serio se toman nuestros gobernantes y que les sirve para desprestigiar el trabajo de todos e iniciar así el camino hacia la privatización, perdón, quise decir externalización para no herir la sensibilidad de nuestros gestores. No hizo falta que la profesora se hiciera más la pregunta, los restos de la figurita del niño perdido los encontró ella cuando fue al servicio; estaban al fondo del mingitorio, decapitada. El lio ya estaba armado, pero quedaban pocas horas para las vacaciones, así que a ver quién mete la mano ahí para sacar el cuerpo del delito. Adiós, piensa la profe, agur, bye, carretera y manta para abrazar a la familia que te espera en el pueblo o en la capital, dónde recuerdas tus orígenesNavidad_un_cuento_01_F_thumb.jpg por unos días, ves a esos vecinos que envejecen contigo. Comes como una mala bestia, la televisión te recuerda lo mal que lo pasan algunas familias, en tu país en el mundo, es tiempo de solidaridad; te insisten tanto que parecen decirte, eh, pequeño burgués, que estamos en crisis, no te vayan a sentar mal tus pecados de gula, que no te siente mal esa patita de centollo antes de llevártela a la boca. El caso es que los responsables de este otro desaguisado van camino del Caribe, sin preocupaciones, ya se encargarán de leer lo que escriben sus asesores, de ejecutar recortes y llevar caviar de Beluga a su mesa. Luego el mensaje del rey, como si fuera el título de una película, esperando inútilmente que anuncie un proceso constituyente para iniciar una república, aunque sólo sea la independiente de tu casa. El milagro no se produce, pero eso sí, Raphael nos deleita de manera insistente con su tamborilero.

1 de Enero de 2014.


11 de septiembre de 1973

07/09/2013

Portada de TriunfoYa sabíamos por la televisión monopolista que un señor muy justo y comandante en jefe del ejército había salvado a la sociedad chinela de un malvado socialista, el Presidente Allende, mediante un golpe de estado. Pronto vimos la cara del militar con su bigotito franquista, sus gafas de sol y el rictus de hombre cruel, con los brazos cruzados después de haberse merendado a milesPinochet de compatriotas que no pensaban como él. Unos detalles menos sectarios encontré en el diario Informaciones, que era lo único decente que  podía leerse por aquellos años. Hasta que una semana después compre la revista Triunfo, en el quiosco de la esquina. Aún hoy me pregunto cómo la censura de Franco lo permitía.  La portada era negra con la palabra Chile en blanco que ocupaba casi todo el espacio. En aquellos artículos quedó claro que Pinochet pasaba a ser la cabeza visible de una férrea autarquía, ejecutor indirecto del Presidente Allende que defendió la democracia con casco y fusil, sabiendo que después del bombardeo del Palacio de La Moneda, lo iban a suicidar en nombre de no se sabe qué, por una conjura de necios encabezada por un militar infiel.

Allende

Este episodio marcó mi vida, mi pensamiento político y mi indignación llegó al extremo de involucrarme cada vez más en los movimientos clandestinos pero con cautela, tenía demasiado miedo a la policía social, eufemismo de hago contigo lo que quiero, o disparo al aire y te mato; terror a las torturas o a la claustrofobia de  los calabozos. Asistía a reuniones informativas donde se discutía sobre Mao, Marx, el Che, Trotski, Bakunin, las democracias escandinavas, Stalin o Enver Hoxha. En algunas de estas reuniones había exceso de proselitismo, pero salió un grupo independiente, con el gazpacho de las ideas filosóficas anteriores, que me ayudó mucho en mi formación política, sentido de la amistad, compañerismo y solidaridad. Luego, salíamos de la casa o del local, de uno en uno, mirando a derecha e izquierda y viendo enemigos y a los de la Brigada político-social por doquier. De nuevo en el Paraninfo, dejábamos la política y la cambiábamos por cerveza y risas.

Aquellos días no hacíamos más que escuchar a Quilapayún o a Victor Jara, los primeros se salvaron porque estaban de gira por Francia aquél fatídico día, conseguí verlos en directo años más tarde, recodando a su compañero. Pero el profesor y cantante, autor de Te Recuerdo Amanda, fue detenido junto a colegas y alumnos, llevado a un campo de futbol que lo militares usaban para cometer genocidio con sus propios ciudadanos. En el Estadio de Chile, fue torturado y asesinado, su cuerpo tenía quemaduras de cigarro, las manos con las que tocaba la guitarra, machacadas y cuarenta impactos de bala.

Valdes_Tejas_VerdesAl año siguiente de todo esto cayó en mis manos Tejas Verdes, descubierto en Visor Libros, una tienda de Arguelles dónde nos abastecíamos de libros casi prohibidos o a punto de ser retirados,  escrito por Hernán Valdés que, pasó la censura franquista inexplicablemente. Devoré sus páginas pero ahora sería incapaz hay que tener mucho estómago cuando una persona torturada relata su cautiverio y su martirio.

Siempre se revuelve esta historia en mi cabeza, ocho años más tarde vi una espléndida película, desaparecido-1982Desaparecido de Costantin Costa-Gavras, con un buen guion y una magnífica interpretación de Jack Lemmon que busca a su hijo, un periodista norteamericano, por todo Santiago de Chile. Pero las cosas no quedan ahí, pasaron diez y ocho años hasta la siguiente, que fue el arresto de Augusto Pinochet por el juez Baltasar Garzón por violaciones de los derechos humanos, pero estuvo en arresto domiciliario, en Londres, dos años con su silla de ruedas, regresó a Chile donde se le recibió con honores y milagrosamente se levantó de su trono andante, cual Lázaro resucitado de sus tenebrosas cenizas, aunque todavía tuvieron que pasar seis años hasta su muerte.

No se cómo están las leyes en Chile cuarenta años después del golpe, si han condenado el fascismo, la dictadura, si han desenterrado todos los cadáveres de desaparecidos y entregados a sus familias; pero si sé que aquí no se ha condenado la dictadura franquista y que todavía hay muchas cunetas y paredones con restos que esperan su auténtico reconocimiento y restitución.

ComparteFB_041


Cólera de dios II

24/10/2011

Mi querida señora:

Con las instrucciones de julio del 2011 por parte de la Consejería de Educación en la Comunidad de Madrid, de la cual usted es responsable, suponen un brutal recorte en la Educación Pública. Los profesores seguen en un conflicto  que ya se anunciaba el curso pasado, esto supone un feroz ataque a su trabajo ya que tienen menos profesores de apoyo, desdobles, laboratorios y un largo etcétera. Se estan reuniendo en asambleas mayoritarias desde el 30 de agosto, manifestándose, haciendo huelgas en el mes de septiembre y octubre, además se proponen más paros para noviembre y antes de las elecciones del 20N. Han adquirido un uniforme verde con un eslogan que a usted le molesta enormemente, eso quiere decir que no desea una “Escuela Pública de todos para todos”, se deduce por tanto que quiere privatizar la enseñanza; se puede decir también que es una camiseta fabricada con ánimo de lucro, por eso ha denunciado a sus manufactureros y vendedores, o sea a asociaciones de padres. Nuestros gobernantes, como usted, elegidos democráticamente por los ciudadanos persiguen a los profesores que hacen declaraciones a los medios, lo que indica una “caza de brujas verde”. Usted nos ha tachado de vagos y “tizaflautas”, mensaje que intenta calar en la opinión pública, aunque por otro lado los profesores informan a los padres y eso a usted y a sus asesores les duele, por eso no quieren que se reunan con ellos y que les informemos de la verdad. También les tachan de políticos, izquierdistas, de la ceja, “perroflautas” del 15M o que quieren aupar a otros a la Moncloa. No, perdone, pero sus declaraciones en contra de los docentes y lo que es peor, sus recortes a la Educación Pública; son un insulto a la inteligencia de un bien pensante, además usted está demostrando con su negativa a negociar con la mesa sectorial y el  Macarthismo a los trabajadores  de la enseñanza expedientados,  que su ideología neoliberal es la misma que creíamos muerta desde el 20N del 75.


A esa poderosa cólera de Dios

17/04/2010

Cuando vi por primera vez la famosa película de Herzog, no pensé que usaría el título para referirme a sus decisiones políticas, declaraciones o perlas varias. Lo último, pero no ultimísimo ha sido incitar a los ciudadanos a la rebelión para que nos neguemos a pagar impuestos. Lo anterior fue declarar las corridas de toros bien de interés cultural, con lo cual le dará dinero de nuestros impuestos mientras otras organizaciones que no comulgan con sus ideas se quedan a dos velas o, lo que es peor, no despegar la muy ansiada Ley de Dependencia para muchos ciudadanos tan necesaria; claro que Feb_Mar_10 (47)a_editado-1otras organizaciones de extrema derecha, ¿o son liberales como usted?, y o eclesiástico-sectarias; se están poniendo las botas, además de regalarles suelo público para construir escuelas privadas y así extender sus enseñanzas católico apostólicas entre nuestra juventud; de esa manera temerán a su dios y al pecado. Exacto, una forma más de privatizar la enseñanza, por cierto; ese juego sucio de transferir las cosas públicas al sector empresarial como la sanidad, le está saliendo a pedir de boca, todos sus amigos de Capio y otras sociedades tienen abiertas sus carnes por eso la alaban y la tachan de cojonuda cuando los micrófonos están abiertos. Más casualidades, que bien queda eso de “el hijoputa” en boca de un político para referirse a un compañero de partido, que bueno es espiar a otros y defender a presuntos corruptos porque no se pagan sus trajes, repletos de dinero negro, aunque si usted quiere le podemos llamar B.

Qué pena que se me acabe el tiempo, por eso le dejo algunos detalles para que refresque su memoria como Gurtel, tamayazo, “¿cómo puedes autorizar esa puta mierda?”, Saramago o Sara mago, boicot a Educación para la Ciudadanía, su sueldo no le llega al fin de mes, considera nocivo hacer público su patrimonio, Telemadrid es la única televisión plural la culpa de lo de Trench es de Wyoming, “mi gobierno tiene vocación de servicio público”, pitas, pitas, pitas, Fundescam, Made in Madrid, Marqueting Quality Mangement, Instituto madrileño del desarrollo…

PD: Se me acaba la tinta, espero que me la subvencione por si tiene interés cultural. Le dedico unas fotos de mi admirado Luciano Vitrinas. ¡Ah!, se me olvidaba, gracias por destapar lo de Gürtel.30_0033_a


Las cosas de casa

08/01/2010

Ya saben que las desgracias no vienen solas, de ahí que a la muerte de mi anciano y viudo padre, dos de mis hermanos se refugiaron, aún más si cabe, en la religión y terminaron en unas sectas cristianas de esas que hacen más daño que los cilicios que mi madre se ponía en la tripa, mucho antes de que un cáncer acabara con ella y un señor muy importante la acogiera en su seno. Al fallecer la máxima autoridad familiar y mejor vínculo para todos, se tuvo que desmantelar la casa de toda la vida en el centro de Madrid; llena de recuerdos que se malvendieron por la premura a una empresa de antigüedades que nos timó vilmente.

Para olvidarme de los tentáculos pulposos de ideología opiácea, me fui a vivir a una isla griega durante unos años. No me deshice de mis fantasmas, pero me fue bien y cuando regresé a la capital, convencido más que nunca de que Dios es un invento de los hombres y la Iglesia un club privado con ánimo de lucro y dominio a sus creyentes; me rehice en mis pensamientos agnósticos y me sentía cada vez más libre, escupiendo fantasmas innecesarios.

En Madrid retomé la pasión por mis paseos dominicales por El Rastro y en una de esas ocurrió lo peor, mis ojos despidieron lágrimas al reconocer, los patines de mi hermana pequeña, el saxo que nos regaló aquel estudiante nicaragüense que llegó a ser el brazo derecho del dictador Somoza, el niño Jesús que besábamos el pie todos los venticuatros de diciembre por la noche, los candelabros del abuelo, la Mariquita Pérez de mi hermana la mediana que tanto quería y cuidaba, la mesa de mármol del cuarto de estar, el sillón art decó de la entrada, la caja de música del despacho de mi padre, el reloj de pared del comedor con el escudo de la familia…