Profanación de tumbas (García 1)

cement_01Mi nombre es García, sí ya sé que hay muchos, igual que mi segundo apellido que es nada menos que González; la faena se remata con mi nombre que es José. Soy comisario de policía y si algún escritor me elige como protagonista de sus novelas debería cambiarme el nombre. Brunetti, Dalgliesh, Wallander, esos si suenan bien, qué le vamos a hacer soy Pepe García y mi superior me ha enviado a investigar cement_11Aciertas profanaciones de tumbas que últimamente se han producido en algunos cementerios de la capital. Siempre me tocan estas historias y soy el hazmerreir de mis compañeros, ellos persiguen asesinos en serie, narcos, pederastas y demás, la emoción de los telediarios.

Detrás de estos escarnios en los camposantos suelen estar perturbados de esos que inexplicablemente han cruzado la línea, que los interrogas y tienen la mirada perdida, se ríen sin motivo, mueven nerviosamente las piernas y te das cuenta que sus dios lo ha abandonado para siempre. Pero este no era el caso, la cosa parecía más seria, de gente bien organizada, con sus reivindicaciones y todo. Por lo visto se trata de varios individuos, a los que ya tengo localizados, que pretenden llamar la atención sobre la injusticia, que según ellos, se está haciendo con los muertos de la Guerra Civil, con todas esas fosas comunes que nadie se atreve a desenterrar, la justicia pasa la pelota por distintos tejados, los políticos ya sabemos lo que quieren y mucha gente mira para otro lado.

cement_02AEste grupillo se ha dedicado a extraer cadáveres de dirigentes nacionalistas y de aquellos que lucharon en el bando franquista, por supuesto las tumbas menos vigiladas, llevarlos a un lugar desconocido y enterrarlos en una fosa común. Mediante un comunicado en Internet, difundido a través de un servidor ruso con sede en un país nórdico, no entiendo este tejemaneje, han declarado que no revelarán nada hasta que los jueces dicten resoluciones para que se exhumen todos los muertos de los perdedores de la guerra. Nunca había pensado que con los cadáveres se pudiera extorsionar a la justicia.

cement_09ALas organizaciones para la Recuperación de la Memoria Histórica se han desmarcado del asunto, se han declarado en contra de este expolio y han afirmado que entre sus reivindicaciones no está la venganza.

Hace días seguí al grupo, su vestimenta era una mezcla de gótico y alternativo tipo plaza Tirso de Molina, llevaban un loro que escupía música de The Cure y de Joy División, hicieron una merendola en el San Isidro encima de una lápida abandonada a la hora del crepúsculo y sus caras avinagradas daban más miedo un el mar de cruces que se veía a lo lejos. Llevaba unas flores en la mano, me acerqué y me hice pasar por un viudo que recuerda y reza a su amada, así estuve un rato, miraba sus caras, fotografiaba con disimulo y oía sus conversaciones, esas eran mis órdenes.

Hace una hora me llama mi jefe, han ido a detenerlos para los interrogatorios de rutina y no han encontrado ninguno. Parece que han huido a algún país centroeuropeo. Que mañana me pase para nuevas instrucciones, como siempre. Si, amo.

cement_12A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: