A ese tipo que no se paga sus trajes

30/08/2009

Muchos ciudadanos estamos hartos de usted, señor Camps, primero con sus ganas locas, muy locas de aclarar su situación, luego esperando subir un escaloncito para que su amigo el juez archive su caso en una caja gris de cartón.

Se han escrito ríos de tinta, sobre usted, su nombre y su caso. Emisoras de radio, noticias en la televisión, tiras de opinión, cartas la director y un sinfín de letras. Cuando el río suena ya sabe lo que pasa. La prensa dice que usted es un mentiroso pero que no ha cometido cohecho con su amiguito del alma, ese al que usted quiere un huevo. Si lo que dicen los rotativos no es verdad, ¿porqué no se querella contra ellos? Seguro que usted no se ha planteado la suerte que tiene, aunque no le vuelvan a elegir las urnas (eso espero) sabrá que tiene un sueldo de diputado hasta que se muera, se ha planteado lo que pensarán de esto los millones de parados y los ciudadanos valencianos de sus grandes ideas como estudiar Educación para la Ciudadanía en inglés, hacer un registro con las mujeres que abortan en su comunidad autónoma; y encima no se paga sus trajes, lo hace Orange Market a cambio de ganar millones de euros montando Fitur en Valencia, presuntamente, claro.

Señor Camps, sólo me quedan unas cuantas preguntas morbosas que hacerle. El día que tuvo que declarar como imputado ¿se puso uno de esos trajes de lujo que le regalaron?, ¿rozó ese maldito traje el bolso de novecientos euros que llevaba la alcaldesa de Valencia y que también le regaló el bigotes? presuntamente, claro y, por ultimo ¿rezó usted tranquilo aquella noche como un humilde curita?

Dios guarde a usted muchos años, retirado en su casa.

PD: Le envío dos fotografías que me ha dejado Luciano Vitrinas, elija la que más le guste.

DSC00211ADSC02128A